Cuidados para un gato pequeño.

Si usted tiene un gato menor de dos meses, debe llevar un cuidado más estricto, sobre todo si éste acaba de dejar a su mamá y vive dentro de su casa.

Primero debe mostrarle confianza y mucho cariño, ya que a usted lo verá como una madre. Si lleva tan solo unos días o pocas semanas de nacido, es recomendable que acuda con su veterinario de confianza para que le recomiende que formula de leche podría darle al gatito. La leche de vaca no se puede considerar como una opción, ya que no posee las suficientes proteínas y fósforo como la leche de la gata, al igual que puede dañar el estómago del pequeño. A partir de la cuarta semana es seguro darle comida sólida solo que en raciones pequeñas y que sea especialmente para gatos pequeños, también es recomendable darle otro tipo de alimentos para que no sea tan selectivo con su comida cuando sea un gato adulto.

Es muy importante educarlos desde pequeños, enseñarles a hacer del baño en la cajita y donde deben de dormir. Si ya se le mostró la caja y aun así hace sus necesidades fuera de ella, una de las medidas que se puede tomar es con una palita recoger la popo y colocarla dentro de la caja de arena para que éste la asocie. También se debe de asegurar de que la arena que se coloque dentro de la caja sea delgada y no pueda lastimarle las patitas al gatito.

Como cualquier cachorro, suelen ser muy juguetones, por lo cual se le debe de dar un juguete o un área de juegos donde pueda descargar toda su energía en vez de hacerlo con los muebles o ropa.

Comentarios

Leave a Reply