Supermascotas al rescate.

Muchos de nosotros hemos visto casos en los que mascotas han salvado la vida de sus dueños. Aún no podemos explicar con exactitud el porqué de esto, pero saltamos a la conclusión de que es debido a la relación que hemos desarrollado con ellos. A continuación, les mencionaremos algunos increíbles casos.

Barry el perro.

Barry, un perro abandonado por sus dueños, fue adoptado y educado para realizar labores de rescate de personas en caso de catástrofe. Barry ha adquirido la habilidad de indicar donde se encuentran sepultadas las personas bajo los escombros y se ha llegado a lastimar las patas por escarbar entre los escombros en busca de salvar a las personas.

Lulu la cerdita.

Durante un viaje con su dueña Joanne, demostró el cariño que ha desarrollado por su dueña al salir corriendo por ayuda de ella. Así como lo lee, esta cerdita busco una salida de la casa para ponerse en medio de la carretera y que alguien parara, y así llevarla adentro donde se encontraba su dueña, la cual estaba sufriendo un ataque al corazón. Lulu ha demostrado ser una fiel acompañante de Joanne por su gran heroica hazaña.

Winnie el gato.

Este inteligente gato salvo a su familia de envenenarse por monóxido de carbono al insistir con sus maullidos a su dueña para que despertara. Ésta al despertar se encontraba mareada y con nauseas debido al humo y su esposo e hijo se encontraban inconscientes. Cuando recuperó fuerzas, llamó inmediatamente al 911 y pudieron salvarse.

Willie el loro.

Debido a su particular habilidad para decir frases, los loros pueden ser de mucha ayuda como supervivencia humana.

Willie fue parte de un caso de estos, en el cual una niña de 2 años de nombre Hannah, comenzó a atragantarse con su desayuno. Willie fue en busca de la niñera diciendo repetidas veces las palabras “bebé” y “mamá”, agitando sus alas con urgencia. La niñera fue al cuarto de la niña y la encontró con la cara azul, pero aún pudo salvarla.

Comentarios

Leave a Reply